Los verbos son los agentes que expresan la acción bien sea decidida o pasiva, propia o ajena, por tanto, junto a sustantivos y adjetivos, han debido de ser de las primeras voces para contar que algo sucedía o iba a suceder en la historia de la humanidad.En estas páginas se proponen unos 150 verbos castellanos, algunos de ellos tan familiares como acabar, asomar, buscar, cansar, coser, dejar, derretir, echar, gustar, hablar, izar, llegar, meter, ordeñar, pagar, quitar, rebosar, sofocar, tejer o el mismo ver, que nadie sospecharía que su origen fuera la lengua vasca, máxime cuando los Diccionarios Homologados al de la Real Academia, se prodigan en explicaciones para buscar su origen en el Latín y Griego principalmente.